3 soluciones para acabar con la frase "No tengo tiempo para tocar"

Lo habrás oido alguna vez: "Cuando algo te importa de verdad, siempre encuentras tiempo para ello". Y el caso es que tú sabes que tocar es importante para ti ¿Por qué entonces no encuentras más tiempo para hacerlo? Pensarás que por el trabajo, los niños, el perro o acabarte la séptima temporada de la serie del año, pero quizá la respuesta correcta se encuentre en otra pregunta: 

¿Cuánto tiempo necesitas para tocar? 

  • Si la respuesta es "Una tarde libre" estás perdido porque casi nadie tiene una tarde libre en el siglo XXI.
  • Si dirías que "Con una hora es suficiente" y nunca ocurre es que estás siendo demasiado ambicioso.
  • Si 15 minutos te parecen pocos es porque tu logística para tocar es complicada (Sacar la guitarra de la funda, conectar el ampli, los pedales, afinar, encender el ordenador...).
  • Si defiendes y aseguras que no tienes nada de tiempo para tocar, estarás de acuerdo en que cada minuto es un tesoro y vas a tener que aplicar un enfoque radical para ser eficiente. 
Te propongo tres cosas:

Ten tu instrumento a la vista Mucha gente se reserva un lugar o incluso una habitación de la casa para la música (su gran pasión). Eso puede aumentar la sensación de que si se entra ahí es para que hacer algo productivo, lo que al final provoca que se posponga para una ocasión "más adecuada". 

Otros guardan los instrumentos en armarios o maletas, y aunque abrir un estuche parezca un pequeño paso para el hombre, es un gran paso para la humanidad perezosa que somos. Una guitarra colgada en la pared o un pequeño piano quedan bien en cualquier estancia, siendo la ideal aquella en la que pases más tiempo o asocies a relajarte. Asegúrate de que quedan a la vista y demanden tanta atención como tu jefe, cliente, hijo, perro o telefóno.

Ten todo listo para usar. Si hablamos de guitarras, mejor una acústica o una eléctrica sin enchufar. No será una experiencia salvaje, pero tiene dos ventajas que como pordiosero del reloj que eres te interesan: la inmediatez y poder tocar mientras los demás duermen. Si hablamos de pianos, un teclado pequeño con sus propios sonidos y una salida de auriculares te van a resultar útiles en cualquier ocasión.

Prescinde de tecnología. Otro derroche de tiempo que quizá no te puedas permitir es depender de un ordenador, smartphone o tablet. Distraen, fallan, se actualizan y se quedan sin batería pero lo peor es que el 99% de las veces acabas mirando otras cosas. 

Me aseguraste que no tenías tiempo así que ¿por qué no tocar directamente sin depender de vídeos, audios, backings, etc? ¡Eso es para gente con tardes libres!




 

Comentarios

Entradas populares