La idea:

La idea es encontrar a un aspirante a músico profesional al que regalar unas clases intensivas. Motivarle y darle herramientas para que arranque con fuerza y seguridad en este viaje tan bonito que es apostar por uno mismo.

La razón:

Durante los últimos cinco años desarrollando y personalizando al extremo mis clases de guitarra y música para adultos, he rehabilitado algunos casos y cerrado heridas en otros. He reconciliado a muchas guitarras con sus dueños y trabajando juntos hemos despertado inquietudes dormidas y catapultado habilidades insospechadas. Cada historia es única y aquí las podéis leer escritas por sus protagonistas

Cuando un músico reconduce su carrera para centrarse en explotar sus habilidades innatas y dejar que las emociones y la intuición también tomen decisiones, los retos se vuelven atractivos, las barreras no parecen tan importantes y empieza a suceder todo lo que se desea.. y alguna otra sorpresa también. 

En ese punto uno se pregunta qué hubiera pasado si todo ese potencial hubiera estado en su sitio desde el principio y de ahí surgió esta propuesta: ¿Qué podría hacer yo para prender esa mecha sin que los medios económicos sean un obstáculo?



Este es mi laboratorio, ubicado en Madrid
El procedimiento: 

Abro mi buzón a toda persona que, estando entre los 16 y 20 años, se esté planteando dedicarse a la música. No importa qué instrumento toques o si eres cantante.
Cuéntame en un correo por qué buscas formación o por qué crees que la necesitas. Explica en pocas palabras por qué tú y no otro merece este regalo y adjunta un archivo de vídeo, audio o un enlace en el que te sientas identificado con lo que haces.

Envíalo a info@marioraya.com antes del 15 de septiembre. Escogeré la historia más sugerente para concertar y regalar a su protagonista tres sesiones intensivas valoradas en 240€ en las que tocar, hablar, grabar y compartir experiencias. 

Vamos a fijar tus objetivos y disparar las ilusiones, así que piénsate bien qué te hace sentir especial con la música y cuéntamelo.